🌱El árbol que no sabía quién era (cuentos con valores)


Hoy quiero compartir este bellísimo cuento, del que no he podido encontrar autoría, pero que conocí gracias a Trini y Verónica, en el pasado curso de formación Yoga Kids & Family en Madrid. ¡Muchas gracias por ese momento mágico a 2 voces! 

Desde que hay memoria, los cuentos y narraciones han sido usados para transmitir enseñanzas y valores.  Perfecta herramienta pedagógica para  grandes y pequeñ@s. Asi que vamos a ello. Espero que te guste.

Fuente imagen: https://pixabay.com/es/photos

EL ÁRBOL QUE NO SABÍA QUIÉN ERA


 
Había una vez en un lugar que podría ser cualquier lugar, y en un tiempo que podría ser cualquier tiempo, un jardín precioso con árboles de todo tipo: manzanos, perales, naranjos, rosales,… Todo era alegría en el jardín y todos estaban muy satisfechos y felices. Excepto un árbol que se sentía profundamente triste, pues tenía un gran problema: no daba frutos.

-No sé quién soy… – se lamentaba.

-Te falta concentración… -le decía el manzano- Si realmente lo intentas podrás dar unas manzanas buenísimas… ¿Ves qué fácil es? Mira mis ramas…

-No le escuches. -exigía el rosal- Es más fácil dar rosas. ¡¡Mira qué bonitas son!!

Desesperado, el árbol intentaba todo lo que le sugerían. Pero como no conseguía ser como los demás, cada vez se sentía más frustrado.

Un día llegó hasta el jardín un búho, la más sabia de las aves. Al ver la desesperación del árbol exclamó:

-No te preocupes. Tu problema no es tan grave, y es el mismo que el de muchísimos seres sobre la Tierra. El antídoto será no dedicar tu vida a ser como los demás quieren que seas. Sé tú mismo. Escucha tu voz interior para conocerte.

-¿Mi voz interior?… ¿Ser yo mismo?… ¿Conocerme?… -se preguntaba el árbol angustiado y desesperado.

 Después de un tiempo de desconcierto y confusión se puso a meditar sobre estos conceptos.
Finalmente un día llego a comprender. Cerró los ojos y los oídos. Abrió el corazón. Y pudo escuchar su voz interior susurrándole:

-Tú nunca en la vida darás manzanas porque no eres un manzano. Tampoco florecerás cada primavera porque no eres un rosal. Tú eres un ROBLE. Tu destino es crecer grande y majestuoso, dar nido a las aves, sombra a los viajeros, y belleza al paisaje.
¡Esto es quién eres!
¡Sé quién eres!
¡Sé quién eres!…
 
Cerraba los ojos en silencio, meditando cada día repitiendo estas palabras. Poco a poco el árbol se fue sintiendo cada vez más fuerte y seguro de sí mismo. Se dispuso a ser lo que en esencia era, un roble.No era ni un manzano, ni un rosal, y pronto ocupó su espacio y fue admirado y respetado por todos. Solo entonces el jardín fue completamente feliz. Cada cual celebrándose a sí mismo.
 
FIN
 

Espero que te haya sido útil esta herramienta y recuerda que si no lo has hecho ya, puedes recibir automáticamente todos los nuevos trucos y juegos, suscribiéndote con tu email. Si quieres aprender todo sobre el yoga para niñ@s, adolescentes y yoga en familia, tengo disponible un curso intensivo del que tienes más información aquí.

Gracias por acompañarme. ¡Namasté!

Miriam Alcántara
Profesora y formadora Yoga Kids & Family

🐸Los yogui animales (juegos con posturas de yoga)
📖Cuento: El secreto de las hermanas Mentes (mindfulness para niñ@s)
🎤 Canción de yoga: Om Shanti
🧘🏼‍♀️Un cuento de yoga con posturas (Juegos de yoga para niñ@s)
🌸 5 Ejercicios para practicar la gratitud con los niñ@s