📖El secreto de las hermanas Mentes (cuento de mindfulness para niñ@s)

Me encanta este cuento. Es ideal para introducir a l@s niñ@s en la meditación y en el concepto “momento presente”. Espero que también a tí, te guste y te resulte útil. Hace años que lo tengo en una libreta, y desconozco la autoría.

Empezamos:

Había una vez dos hermanas Mentes, la mayor se llamaba Ociosa Mente, y era muy inquieta, siempre estaba haciendo cosas y le gustaba llamar la atención. La hermana pequeña se llamaba Clara Mente, ella era más calmada que su hermana, y siempre atenta a lo que pasaba a su alrededor.

Clara Mente se daba cuenta del problema que tenía su hermana mayor, Ociosa Mente, que no podía pararse quieta y se quejaba del hervidero de pensamientos que tenía en su cabeza.

-Ociosa Mente, le preguntó un día a Clara Mente: ¿Cómo lo haces para descansar?, Yo siempre tengo la cabeza llena de pensamientos que van de un lado a otro, y muchas veces no me dejan disfrutar lo que hago en cada momento, porque estoy pensando otra cosa excepto en lo que estoy haciendo. Me das envidia, al verte tan serena, atenta y alegre, es como si supieras algo que yo no, un secreto que te da esa calma y claridad que a mi me falta.

-Ociosa, querida hermana, te explicaré una cosa, que me enseñó nuestra abuela Sabia Mente un día, y que desde entonces, me ha sido de gran ayuda.

Ese día, estaba yo preocupada por algo que me pasó y no podía parar de pensar sobre ello, nuestra querida abuela, me contó lo siguiente:
 
Clara querida, quiero enseñarte como puedes librarte de esos pensamientos que no te dejan descansar, pues hay un refugio en tu interior a donde puedes acudir.

La abuela me dijo que respirara, prestando atención en ello, que ese era el secreto, el truco que me llevaría al mi refugio interior. Me dijo que para coger el camino hacía mi refugio interior, sólo tengo que cerrar los ojos, e ir prestando atención a mi respiración. Tengo que fijarme en cómo se mueve mi cuerpo y las sensaciones cuando estoy respirando.La abuela me avisó también, de que los pensamientos son como nubes que van pasando, y que para llegar a mi refugio interior, no debía quedarme mirándolas, tenía que volver con la atención a mi respiración. Porque la respiración sirve de guia para no salirse del camino, no perderse y llegar al refugio interior. De manera sorprendente, después de hacerlo unos minutos, sentí como pasaron varias nubes de pensamientos, pero como yo las dejaba atrás, volviendo a sentir mi respiración y así llegaba a un refugio donde pude pensar las cosas con mayor claridad. De alguna manera, me encontré como  conectada a mi interior y atenta a lo que pasaba a mi alrededor, así que entendí que había llegado mi “refugio interior”, donde siempre puedo acudir a descansar de mi propia mente, y la verdad querida hermana,…se está uno tan a gusto que querrás volverá a menudo, le dijo Clara Mente a su hermana Ociosa Mente guiñándole un ojo.Se echaron a reír contentas de haber compartido esta enseñanza, y a partir de ese día, Ociosa empezó a acudir de manera frecuente a su “refugio interior”, calmando  así sus pensamientos y disfrutando de la vida incluso más de lo que hacía antes.

 

Así que si te apetece vamos a comprobar como funciona ese “truco” secreto de la abuela Sabia Mente…(Ejercicio para llevar la  atención a la respiración.  La duración según edad, podemos empezar por 1 min)

Buscamos una posición cómoda sentad@s o tumbad@s boca arriba.

Cerramos los ojos.

Enfocamos la respiración en nuestro pecho.

Prestamos atención cómo entra y sale el aire.

Cómo se mueven y qué partes del cuerpo al respirar.

La temperatura del aire suave entrando y saliendo lentamente.

Cogemos aire sentimos amor, soltamos el aire despacio sentimos paz…

Cogemos aire y contamos 1,2,3  soltamos el aire 1,2,3…. repetimos

Podemos llevar la atención a diferentes partes del cuerpo,ir cambiando.

Hacemos una respiración profunda.

¿Fíjate cómo te sientes después de este minuto de respiración?

Sin abrir los ojos, dí una palabra a cómo te sientes.

Hacemos una respiración profunda como un suspiro y abrimos poco a poco los ojos.

Nos movemos despacio, estirándonos sin prisa,… dando por finalizada la sesión.

 

Espero que te haya sido útil esta herramienta y recuerda que si no lo has hecho ya, puedes recibir automáticamente todos los nuevos trucos y juegos, suscribiéndote con tu email. Si quieres aprender todo sobre el yoga para niñ@s, adolescentes y yoga en familia, tengo disponible un curso intensivo del que tienes más información aquí.

Gracias por acompañarme. ¡Namasté!

Miriam Alcántara 
Profesora y formadora Yoga Kids & Family

Deja un comentario